lunes, 14 de abril de 2014

Un Zunzuneo en la red

Zunzuneo… ya eso me suena a chismorreo, pero en fin, no soy quien para estar opinando… o sí, por partida doble tengo derecho: soy un joven cubano (público hacia el cual iba dirigida la red) y soy un “journalist to be” como me dice un amigo que estudia Lengua Inglesa.

Solo voy a dejar, en medio de tantos criterios, mi reflexión sobre un tema que tiene muchas aristas.

Concuerdo plenamente que si las legislaciones sobre tecnologías de comunicación en el mundo lo prohíben, la existencia misma de este “twitter cubano” viola lo establecido y es netamente ilegal, amén de la justificante de promover la democracia que andaba tras él.

En la cuestión de contenido, me parece que caemos de nuevo en los esquemas de siempre sobre una nación agredida y la necesidad de ese inmenso Watch Dog, que en este caso no es la prensa, y que vigila al estilo “gran hermano” sobre cada uno de los residentes de esta isla.

No le hayo coherencia al discurso oficial de “una juventud consciente de su tiempo y comprometida con el proceso revolucionario” y la preocupación delirante ante la posibilidad de que esa misma “juventud comprometida” tenga acceso a una plataforma de comunicación mediante la cual pueda intercambiar en masa.

El tema de los mensajes de contenido político, dice la historia de AP, era el próximo paso a seguir para influenciar a este público suscrito y es esa la bandera principal que enarbola el oficialismo cubano y los medios internacionales para criticar Zunzuneo.

Ahora, sobre ese tema quiero dejar algo claro: ¿no hacemos nosotros lo mismo desde Cuba, en Twitter, y contra Estados Unidos?

Entiéndaseme bien. Quienes desde la Isla tienen cuentas en Twitter, me incluyo, en su gran mayoría, por no decir totalidad, son periodistas. El uso principal que se le da, me excluyo, es el de promover —literalmente así se dice— “la verdad sobre Cuba”.

¿Qué sucede con esto? Número uno: en ese acto de promover la verdad sobre Cuba muchas veces el contenido de los twits es agresivo, burlón, peyorativo, ofensivo, y denigrante en referencia a: el sistema capitalista, el imperio, Estados Unidos y su presidente, los blogueros y disidencia cubana, los cubanos exiliados en la Florida, las Damas de Blanco, el sistema monetario mundial, el modelo consumista, las empresas americanas… y así podría seguir enumerando con tan solo apelar un poco a mi memoria.

¿Qué sucede con eso? Número dos de mi reflexión: ¿Se ha puesto Estados Unidos a protestar por cada uno de esos twits? ¿Ha provocado inestabilidad en las masas juveniles que viven en “el imperio”?

Si al gobierno americano no le importa, literalmente, no le importa lo que desde Cuba digamos acerca de su sistema, ¿por qué habría de importarle al cubano lo que desde allá se diga?

Si no le molesta para nada a Estados Unidos lo que sus jóvenes escuchen acerca de la gestión de su gobierno, concuerden o no con lo que se diga. ¿Por qué habría de importarles a los cubanos?

Mi criterio, y lo hemos hablado mucho en mi universidad, es que debemos dejarnos de tanto hermetismo, permitir que las personas opinen libremente y sin temor a dobles lecturas. Que cada quien diga lo que siente y piensa. Si alguien no está de acuerdo con lo que escucha, esa persona mantendrá su postura. No tiene razón de ser el miedo a que pueda ser “influenciado” por un pensamiento divergente.

¿Cómo fuese si en vez de Cuba, la voz de protesta ante el trabajo ideológico contra su juventud fuese la de Estados Unidos? Cosa que no han hecho por no hallarle lógica alguna a pesar de que día tras día los twitteros cubanos (que por norma tienen que hacerlo) hacen uso de esta plataforma para decir, decir y decir a todo teclado.

En la Mesa Redonda el periodista Reinaldo Taladrid opinó que “no acaba [Estados Unidos] de comprender al pueblo cubano, que no es como el egipcio o el libio, que no puede ser influenciado tan fácilmente”. Creo que brindando un acceso libre a cualquier comunicación y divulgación fuera de los medios nacionales se demostraría esa hipótesis mucho mejor que mediante cualquier discurso político.

Si existe esa cohesión entre los líderes de la Revolución, el sistema y su pueblo; no le veo mucho inconveniente a que las masas reciban información, del tipo que fuere.

Así que con Zunzuneo o no, lo importante y prioritario en el tema es saber en qué terreno y con qué tendencia se mueve Cuba. Así se eliminarían tantos miedos irracionales y nos haríamos conscientes de hacia dónde debemos caminar como nación. Amén de los intereses de Estados Unidos para con nosotros y de los deseos, a veces descontextualizados, de nuestros gobernantes para con el pueblo.

miércoles, 2 de abril de 2014

La corona será de otro


No me voy a hacer eco de lo que dicen algunos por la calle. Tampoco voy a hacer leña del roble, que aunque abatido, aún matiene su vigor y elegancia. Villa Clara culminó su viaje en esta Serie Nacional de Baseball, no como hubiésemos querido, no como pusiese haber sido, pero terminó su camino.

En una histórica semifinal, nuevamente Villa Clara-Matanzas, el éxito esta vez sonrió a los cocodrilos, de los cuales digo en la mejor de las leads: ganaron con honor, se lo merecían.

Los leopardos naranjas de este año distan mucho de los que nos hicieron brincar de emoción con una final CINCO ESTRELLAS que hasta a los más apáticos les hizo encender la televisión.

Extrañamos en el montículo a nuestro Freddy, extrañamos la agresividad y entusiasmo que desbordaba ese uniforme hace son unos meses y el orgullo que sentíamos al escuchar hablar de nuestro equipo en los medios nacionales.

Hoy la contienda continúa con otros tres grandes: Pinar, Industriales y Matanzas. De ellos tendrá la pelota cubana un nuevo campeón, un nuevo monarca.

Pero en el corazón de los villaclareños, aun en los de aquellos que de tan fans ahora son los mayores críticos del equipo, el Villa Clara, será por siempre nuestro campeón. La novena que nos hace reír y temblar de emoción y de quien siempre, aunque no lo digamos, estaremos orgullosos.

miércoles, 26 de marzo de 2014

Nota de la Dirección Nacional de Beisbol

A tono de broma en el foro del periódico Vanguardia publicaron esta "Nota Oficial" y sin dudas está más que en concordancia con el sentir de miles de cubanos. ¿Qué piensan?

En horas de la noche de hoy la Comisión Nacional de Beisbol se reunió de manera extraordinaria para analizar la más reciente indisciplina del equipo de Villa Clara. Los miembros de este equipo, a pesar de todas las indicaciones emitidas desde el alto mando del beisbol cubano, se empeñaron en clasificar a los play off de la Serie Nacional.

La CNB y su máximo dirigente, Higinio Vélez, consideran esta última prueba de indisciplina del equipo del centro, algo totalmente inaceptable por lo que se han tomado los siguientes acuerdos:

1- Declarar desierto el cuarto puesto a la postemporada del beisbol cubano. De tal manera el equipo de Matanzas ya está clasificado automáticamente a la final.

2- Separar por un período de 1 año de toda actividad deportiva al jugador Ismel Jiménez Santiago, por actitud antideportiva.

3- Aumentar la sanción de Freddy Asiel Alvarez a 2 años, porque se considera que aún no estando en el campo de juego colaboró con el hecho de indisciplina deportiva.

4- Enviar al jugador Ramón Lunar nuevamente al hospital, porque esta Comisión considera que deberían haberle operado la cabeza también, ya que no le han extirpado todo lo relativo a su equipo.

5- Declarar ilegal el uso del color anaranjado en todos los torneos deportivos del país. Igualmente se prohíbe la transmisión de partidos de las selecciones holandesas de cualquier deporte.

Firmado, Comisión Nacional de Beisbol de Cuba.
Tomado del Foro del periódico Vanguardia.
 


Los leopardos aún asechan



Parecía mentira, parecía imposible, pero es realidad: una vez más Villa Clara hace honor a ser considerado uno de los cuatro grandes de la pelota en Cuba y está entre los clasificados para la semifinal del Baseball nacional.

Esta Serie 53 ha estado más que controversial y, en un morboso sentido, interesante. Lo sucedido con el lanzador naranja Freddy Asiel y la controvertida y a mi criterio personal, desagradable, mal intencionada y bochornosa decisión de Higinio Vélez al frente de la Comisión Nacional aún dará qué hablar por un buen tiempo.

Pero lo grande de un quipo está en saber sobreponerse y si bien no estamos satisfecho con todo lo jugado, si felices con la clasificación de 8-2 en el juego frente a los cachorros de Holguín, que bien pudiesen haber clasificado también, pues se comportó a la altura de un digno rival y lo dio todo en el terreno hasta el último momento, y hasta el saludo final.

Pero para los que pensaban que los leopardos habían perdido sus manchas, nada mejor que la actitud sorpresiva de nuestros depredadores, una vez más aprovechando la más mínima oportunidad y surtiendo efecto el apoyo de los refuerzos que hoy se visten naranja como los que más.

¿Qué pasará ahora? ¿Podremos mantener la corona conquistada el año pasado? Doy aún un voto de confianza a mi novena. Creo que un hombre aunque define, no hace un equipo, y aunque se extrañará el desempeño de Freddy, el juego de anoche dice que aún hay Villa Clara para dar batalla.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Poltica Cultural cubana en discusión

La política cultural de Cuba es centro de debate en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas en Santa Clara, pues luego de la conferencia que imparte la mañana de este 19 de marzo el Asesor del Presidente Abel Prieto, los cuestionamientos y las preguntas hechas por estudiantes y profesores son el plato fuerte del encuentro.



En respuesta a una invitación de las autoridades de esta casa de altos estudios, Abel Prieto accedió a compartir con todos los presentes al igual que han hecho otras figuras como el fallecido Alfredo Guevara, Eusebio Leal y el Doctor Rubiera, por nombrar los más recientes.

Siempre es bueno recibir visitantes de tan alta categoría, siempre es bueno tenerles abiertos al debate y sin dudas que no quedarán decepcionados por parte del claustro y los estudiantes asistentes.

Y es que como siempre se dice, de las universidades salen los tanques pensantes de la sociedad y de las universidades parten los movimientos reformadores y transformadores, así que nada mejor para las autoridades que saber cómo piensan y que les inquieta a los que pronto serán los que lleven adelante el país.